Nació el 10 de julio de 1991 en Zaporizhia, Ucrania. Comenzó su andadura por la gimnasia rítmica desde muy joven. Entró a formar parte del conjunto ucraniano en el 2008 con el que participó en lo JJ.OO de ese año celebrados en Pekín, consiguiendo el 8º puesto.

Su carrera como gimnasta individual comenzó en 2009 con su aparición en el Campeonato del Mundo de Mie.

En 2010 en el Mundial que se celebró en Moscú, quedó en 5ª posición, siendo una de las dos gimnastas que participaron en todas las finales.

Alina ganó tres oros y una plata en la Copa del Mundo Deriugina 2011. En la Universiada de Shenzhe 2011, ganó la medalla de plata en la final de aro y bronce en la final de mazas.

Como equipo, ganó la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Montpellier 2011, clasificándose para los JJOO de Londres 2012, donde terminó en la sexta posición en el concurso general.

En 2013, terminó en la 12ª posición del Gran Prix de Holon, donde ganó un oro en la final de mazas. Además, fue plata por equipos en el Europeo de Viena.

Euskalgym 2013 fue su penúltima actuación antes de la retirada de la alta competición.

La gimnasta más dulce de la actualidad, vuelve una vez más al Euskalgym para volver a levantar a todo el Buesa Arena. Nació en 1997 en Bielorrusia y con tan solo tres años empezó a practicar gimnasia rítmica. El ojito derecho de Liubou Charkashyna. Séptima plaza en el europeo de Baku 2014 y octava en el Mundial de Izmi de ese mismo año. Medalla de plata por equipos en el europeo de Minsk de 15 y medalla de bronce en la final de aro y de mazas. Decimotercera en el Mundial de Stuttgart la cual le dio el billete directo a las Olimpiadas de Rio 2016 en la que consiguió una sexta plaza y por tanto, diploma olímpico. En Budapest consiguió el segundo puesto por equipos y en el Mundial celebrado en Pesaro consiguió la quinta posición con una medalla de plata en su ejercicio de mazas.

La gimnasta torrevejense actual Campeona de España nació en Rusia el 5 de Diciembre de 1997, desde los 7 años  ha entrenado en Torrevieja, de la mano de Mónica Ferrández

En2016 se trasladó a el CAR de Madrid,entrenando bajo Anna Baranova. En 2017 ha participado en el Europeo de Budapest y en el Mundial de Pesaro quedando en 34 posición.
Berezina ya es una habitual del Euskalgym.

Soldatova es espectáculo. Con unas condiciones físicas extremas para la gimnasia, Alexandra, pese a su juventud, es un valor seguro de la potente escuela rusa
Nació el 1 de junio de 1998 en Bashkortostan, Rusia. Su entrenadora es Anna Shumilova. Su aparición en la escena internacional fue en 2011 en la Copa Irina Deleanu donde consiguió el oro en la clasificación general. Ese mismo año participó en la Copa Aeon (Tokio), consiguiendo el oro por equipos junto a sus compañeras Evgenia Kanaeva y Daria Kondakova. En 2012 consiguió la medalla de bronce en el Campeonato Nacional de Rusia y fue campeona Junior en el Europeo. En 2013, logró subir a la 2ª posición en el campeonato nacional de su país. Actualmente, Soldatova pertenece al primer equipo ruso y su debut en la categoría absoluta fue en el Grand Prix de Moscú de este mismo año donde consiguió un 3º puesto. Esta misma clasificación la repitió en el Campeonato Nacional de Rusia por detrás de Yana Kudryavtseva y Margarita Mamun. Esta joven gimnasta es una gran promesa actual de la rítmica.

Nacida el 15 de junio de 1980. Comenzó su andadura en la rítmica a los 7 años en el Club Beti Aurrera de Vitoria y, desde entonces, no dejó de cosechar éxitos.

Es la gimnasta que más veces ha sido campeona de España en la categoría de honor con 8 títulos y ha pasado a la historia por ser la única gimnasta en el mundo que ha disputado 4 finales olímpicas: Atlanta 1996, Sídney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008.

Con 13 años, en mayo de 1994, disputó su primera competición internacional en Chipre donde obtuvo el oro en el aparato de pelota, el bronce en la general y el bronce por equipos. Meses más tarde entraba en la Selección Nacional Individual.

En 1995, Almudena consigue su primer título de campeona de España en categoría de honor y, este mismo año, en el Campeonato del Mundo de Gimnasia Rítmica de Viena, además de quedar undécima, consiguió clasificarse quinta junto a Alba Caride para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.
En 1996, consiguió un 10º puesto en la final del Campeonato de Europa de Asker (Oslo). En los JJ.OO logró meterse en su primera final olímpica y acabó novena siendo la gimnasta más joven de la competición.

En 1997, fue 11ª clasificada en el Europeo de Patras y el Mundial de Berlín.

En 1998, consiguió escalar posiciones tanto en el Europeo de Oporto donde fue novena como en el Campeonato del Mundo de Sevilla donde escaló hasta el 6º lugar en los cuatro aparatos. Al año siguiente, Almudena, resultaría 5ª por equipos en el Mundial de Osaka.

En el año 2000, se clasificó para los JJ.OO de Sidney donde se clasificó para su segunda final olímpica, quedando novena nuevamente. A finales de este año, esta gimnasta decide volver a entrenar en su antiguo club con su entrenadora de toda la vida, Iratxe Aurrekoetxea, con la cual permanecería el resto de su carrera deportiva.

En el Campeonato de Europa de Gimnasia Rítmica de Ginebra de 2001 logró la 7ª plaza en pelota y la octava en mazas y en el Campeonato del Mundo de Gimnasia Rítmica de Madrid consiguió un 9º puesto en la general que, posteriormente, sería un séptimo tras la eliminación de Alina Kabaeva e Irina Tchachina.

En 2002 consiguió clasificarse sexta en la final de aro de la Copa del Mundo de Gimnasia Rítmica de Stuttgart y séptima en la general en el Campeonato Europeo de Granada.

En 2003, logró la 13ª posición en el Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica de Budapest y sexta por equipos, junto al resto de sus compañeras. Consiguieron una plaza individual para los JJ.OO de Atenas 2004.

En 2004, se clasificó para los JJ.OO de Atenas al haber obtenido la mayor puntuación en el sistema de clasificación de la federación. En esta ocasión, se clasificó para su 3ª final olímpica consiguiendo un 8º puesto. Hecho histórico hasta el momento.

En 2005 disputó el Campeonato Europeo de Moscú y el Campeonato del Mundo de Gimnasia Rítmica de Bakú (Azerbaiyán), además del resto de competiciones internacionales, clasificándose 12ª y 11ª, respectivamente en el concurso general.

En 2007, después de estar alejada de las competiciones por una lesión, volvió a la competición consiguiendo una 10ª posición en el Campeonato de Europa de Gimnasia Rítmica de Bakú y una 11ª posición en el Campeonato Mundial de Patras.

En 2008, tras una destacada temporada y una gran trayectoria, fue la escogida para ir a Pekín 2008. Logró clasificarse para su cuarta final olímpica y fue donde puso fin a su carrera deportiva, quedando octava en la final general.